Catastro e Información

El Catastro Nacional se rige por el Decreto Ley 332 emitido el 30 de junio de 2015, en el que se define la organización y funcionamiento a nivel nacional, provincial y municipal y las principales tareas y objetivos. Este Decreto Ley, especifica los criterios sobre Catastro Urbano y Catastro Rural y refleja quien es el encargado en los diferentes niveles de organizar y crear las Comisiones de Catastro, de las que también deja definido su misión y objetivos.

Es el sistema primario de informaciones constituidas por un conjunto de datos y descripciones de los bienes inmuebles urbanos y rurales, con expresión de ubicación, superficie, linderos con sus medidas, uso, valores y demás circunstancias físicas, económicas y jurídicas, a fin de obtener un conocimiento real del territorio nacional que sirva a los objetivos de dirección del desarrollo del país; para ello se divide en Catastro Urbano y Catastro Rural.

La organización, funcionamiento, dirección y control del Catastro Nacional corresponde al Instituto de Planificación Física, así como su proyección, a partir de las prioridades establecidas por el Consejo de Ministros, descentralizándose a los territorios su ejecución.

Los consejos de la Administración provinciales y municipales son los encargados de ejecutar la política aprobada para el desarrollo de la actividad catastral, a través de las direcciones provinciales y municipales de Planificación Física.

El Catastro Nacional sirve de base informativa para:

  1. Control de la tierra y su inscripción en el registro correspondiente;
  2. inscripción y actualización de los bienes inmuebles y derechos que recaen sobre estos en el Registro de la Propiedad;
  3. ordenamiento territorial y urbanismo;
  4. Sistema de Información del Gobierno;
  5. planificación económica de las zonas rurales y urbanas;
  6. informaciones estadísticas y realización del balance sobre el uso y la titularidad de la tierra;
  7. cálculo de los impuestos vinculados a los bienes inmuebles;
  8. realización de los censos de población y viviendas;
  9. actualización de la superficie territorial del país, delimitación de su División Político-Administrativa, y de los asentamientos humanos concentrados;
  10. descripción de los derroteros y representación cartográfica oficial de los límites territoriales de las provincias y los municipios que sean aprobadas;
  11. confección de informaciones temáticas y registros especializados;
  12. infraestructura de datos espaciales de la República de Cuba, para su empleo por las personas naturales y jurídicas que lo requieran;
  13. brindar el servicio de denominación de las vías y numeración de los inmuebles; y
  14. cualquier otra actividad que demande el uso de la información catastral.

Las entidades que realicen proyectos para ejecutar trabajos catastrales, deben obtener una autorización del Instituto de Planificación Física, y al concluir estos, están en la obligación de entregarle los resultados obtenidos para su incorporación al Catastro Nacional.