Atención a la Población

Departamento de Atención a la Población

La Atención a la Población constituye una política de principio inherente a nuestro sistema de Gobierno Popular, por lo que en la Constitución de la República de Cuba se establece, en su artículo 63, el derecho de todo ciudadano a dirigir quejas, peticiones y recibir  de las autoridades respuestas y atención adecuadas.

En nuestra institución la atención a la población se realiza de lunes a viernes de 8:00 AM a 4:00 PM, siendo los viernes el día destinado a dicha atención por el director.

Los asuntos que atendemos se clasifican en:

  • Solicitud: Es la petición que se realiza por los ciudadanos.
  • Queja: Es la inconformidad sobre la actuación de dirigentes, funcionarios o personal en general por el funcionamiento de Entidades Administrativas, Organismos e Instituciones o decisiones tomadas con los que no se está de acuerdo.
  • Denuncia: Es la acusación por violación de normas o disposiciones sobre el funcionamiento de Entidades Administrativas, Organismos e Instituciones por el actuar de funcionarios que consideran lesionan sus derechos, o la moral y pueden constituir delitos
  • Sugerencias: Es la propuesta para mejorar, suprimir o modificar el funcionamiento de una Entidad o algo establecido.

Los ciudadanos pueden dirigir sus cartas o personarse en nuestra entidad en busca de asesoramiento o a presentar su solicitud, queja, denuncia o sugerencia. En los asuntos planteados por los mismos prima un examen exhaustivo, se proceden a realizar las investigaciones correspondientes, solicitar los documentos necesarios, se diferencia el tratamiento a ofrecer según las características evitando las manifestaciones de formulismo, superficialidad y burocratismo. La respuesta dada se  analiza con  profundidad, aún cuando no haya sido posible encontrarle solución, garantizando que no existan omisiones y que se formule con precisión y claridad. Dicha respuesta se ofrecerá a los ciudadanos en un término de 60 días hábiles establecidos por Ley, el cual comienza a decursar a partir de la fecha en que fue recibida por nuestra oficina, lo que no implica que sea necesario agotar dicho término.